El puente de la Alcanzorla sobre el río Guadarrama (Galapagar)

Alrededor de mil años soporta ese maravilloso arco de piedra que nos queda del bellísimo puente de la Alcanzorla.

Alcanzorla 1

Mil años oyendo el rumor de la corriente del río Guadarrama, día y noche, día tras día, estación tras estación… ¡Qué no habrán visto esas mismas piedras de granito colocadas con maestría hace tantísimas generaciones! Escaramuzas, huídas, andanzas, charlas, amores… Cuántas riadas habrá visto pasar bajo su arcada, cuántos animales se habrán acercado a beber a sus pies. Quizás siglos atrás alguno de los antaño abundantes osos vino a refugiarse junto al río, huyendo de una montería. Sin duda alguna, el puente de la Alcanzorla es uno de esos mágicos lugares que aún nos quedan en Madrid; paraje sorprendentemente encajado entre las cercanas urbanizaciones y las vías de tren; espejismo de un pasado remoto en el que el río Guadarrama bajaba libre y cristalino; lugar en el que por unos momentos uno se puede sentir a mil kilómetros de lo urbano, sobre todo cuando ya terminado el verano, los arces, tan abundantes por allí, nos muestran su otoñada.

Otoñada en Alcanzorla

Arce de Montpellier

Según he podido leer, el puente debió de construirse en algún momento del período transcurrido entre los siglos IX y XI, durante la época de la dominación musulmana. Formaba parte de un camino defensivo llamado la Marca Media, que conectaba a lo largo del piedemonte de la Sierra de Guadarrama los valles del Jarama y del Tiétar, y que por estar en zona fronteriza con los reinos cristianos, tuvo un papel importante para la defensa de Toledo. A este camino militar también pertenecían la atalaya de Torrelodones (de la que ya hablé en otra entrada), la Torrecilla en el collado del mismo nombre (en zona militar de la Sierra de Hoyo) y el puente del Grajal (sobre el río Manzanares). A pesar de su hoy en día claro origen musulmán, se ha conocido tradicionalmente en la zona como el Puente Romano, y existe la posibilidad de que antes de su construcción hubiese allí un puente romano, sobre todo habida cuenta de que recientemente se han encontrado en Galapagar restos de una calzada romana del siglo III.

También he leído algo acerca del significado del nombre Alcanzorla, que según parece tendría origen en la palabra alcandora (voz arábiga), que era una hoguera o luminaria para hacer señales. Esto estaría relacionado con la utilidad del puente para unir las torres o atalayas de vigilancia mediante con un sistema de hogueras se avisaba de la presencia del enemigo.

Puente de Alcanzorla

Para disfrutar de este lugar hay que acercarse con respeto y humildad, a ser posible solos o en buena y escasa compañía, y sobre todo, dejar que el puente nos susurre sus viejas historias, porque a buen seguro que de relatos, este puente sabe mucho.

Este verano me llevé un gran susto. Me acerqué al lugar para dar una vuelta y me encontré el puente cubierto de andamios, que me hicieron temer lo peor.

Alcanzorla 5

Por fortuna, el andamio sólo pretendía afianzar lo existente, y no como temí, reconstruir el puente. Retoques menores que supongo ayudarán a conservar lo que queda, y que han dejado el paraje en el mismo evocador estado en el que se encontraba, tal y como se aprecia en la imagen inferior.

Alcanzorla 6

El agua se va río abajo entre fresnos, sauces, juncos y espadañas, y va marchando hacia otro puente, el Puente Nuevo, mandado construir en tiempos de Felipe II. De puente a puente, y que la imaginación vaya con la corriente… Pero del Puente Nuevo, ya hablaré otro día.

Río Gudarrama

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Paisajes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El puente de la Alcanzorla sobre el río Guadarrama (Galapagar)

  1. AMADO CALZADO MUICO dijo:

    Maravilloso paraje que no conocía. Nos acercaremos un día para disfrutarlo. Gracias

    Date: Sat, 10 Oct 2015 23:22:48 +0000 To: amadocalzado@msn.com

  2. midelcorro dijo:

    Gracias a ti, Amado por interesarte y comentar. Vuestros comentarios son la gasolina del “bloguero”.
    Miguel

  3. Antonio dijo:

    Muy interesante.Gracias por mostrarnos esta belleza, habrá que visitarlo

  4. midelcorro dijo:

    Con tu cámara seguro que le sacarás un gran partido, Antonio. La verdad es que es un paraje que impresiona. El único “pero” es que el río anda un poco “guarrete”.Gracias por tu comentario,
    Miguel

  5. P.P. Grillo dijo:

    Tengo tantos paseos pendientes por hacer… éste es uno de los más interesantes. Estoy a tu entera disposición para realizarlo. Un saludo, Miguel.
    P.P. Grillo.

  6. Pingback: La presa del Grajal a tope de agua | Del Manzanares al Guadarrama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s