Cytisus scoparius subsp.scoparius

Nombre científico:      Cytisus scoparius subsp.scoparius (L.)Link

Familia:                         Leguminosae

Nombres vulgares:      Retama negra, retama de escobas, escoba

A partir de mediados del mes de abril se produce en algunas zonas de nuestros montes una explosión de amarillo que contrasta vivamente con el verde más o menos apagado de encinas, alcornoques y enebros.

Matas de retama de escobas en encinar

Varias son las especies de leguminosas arbustivas que florecen durante la primavera en nuestro Piedemonte serrano, pero seguramente la más común en la Sierra de Hoyo sea la retama de escobas (Cytisus scoparius).

Se trata de un arbusto no espinoso de hasta 2 metros de altura, común en alcornocales y encinares algo frescos. Las hojas jóvenes son unifoliadas y las de los tallos viejos suelen ser trifoliadas (aunque también pueden ser unifoliadas).

Las flores son bastante grandes (hasta casi 3 centímetros) y se disponen en los tallos del año anterior.

Ramas floridas de C.scoparius

Tienen la clásica forma amariposada de las leguminosas, compuesta por un pétalo superior denominado estandarte, dos laterales llamados alas y una quilla formada por dos pétalos inferiores. Tiene 10 estambres de los cuales cuatro son muy largos y tienden a enrollarse sobre sí mismos. El cáliz es bilabiado, con el labio superior bidentado y el inferior tridentado, generalmente ambos de tamaño similar.

Flor de Cytisus scoparius

Los frutos son vainas aplanadas que en la madurez tienen color pardo oscuro y aspecto muy característico. Miden de 20-50 milímetros y tienen contorno elíptico. Las caras de las vainas son glabras y el margen es notoriamente ciliado. Al secarse se abren y muestran hasta 13 semillas algo aplanadas de aproximadamente 3 milímetros, y de coloración parduzca o verdosa.

Frutos verdes de C.scopariusVainas maduras de Cytisus scoparius

Para diferenciarla de las especies no pinchudas del género Genista presentes en nuestra zona (Genista florida y G.cinerascens), hay que mirar con detenimiento el cáliz, que en el caso de las genistas, tiene el labio superior bipartido (en Cytisus es bidentado), y el inferior trífido (en Cytisus es tridentado). Además, en Genista, el labio inferior del cáliz suele ser mayor que el superior, mientras que en Cytisus son similares. En cualquier caso, cuando uno se acostumbra a verlas, la confusión es imposible sin necesidad de mirar el cáliz, en especial si se cuenta con frutos o flores.

El observador poco experimentado podría también confundir esta planta con la retama loca (Osyris alba). Esta confusión sólo es posible cuando la planta no tiene flores ni frutos, pues la retama loca ni siquiera es una leguminosa (pertenece a las santaláceas). La retama loca carece de la floración espectacular de la retama de escobas (únicamente tiene unas pequeñas florecillas no amariposadas de color amarillo), y sobre todo, los frutos no son vainas, sino drupas de color rojo.

Cytisus scoparius

Como el resto de leguminosas, la retama de escobas es capaz de fijar el nitrógeno atmosférico, valiéndose para ello de unos nódulos que forma en las raíces, en simbiosis con bacterias del género Rhizobium. Esta cualidad las convierte en plantas mejoradoras de la fertilidad del suelo (“Tierra de retama, tierra de fama”).

El nombre común de retama de escobas (así como el epíteto específico scoparius) proviene como puede imaginarse, de la tradicional utilización de las ramas de la planta para hacer escobas.

Sus flores se asocian con ciertas propiedades diuréticas, aunque también se le ha atribuido otras funciones  al parecer menos contrastadas. No hay que olvidar que, como tantas plantas de nuestro entorno, se trata de una planta tóxica.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alcornocal, El dominio del encinar, El pequeño dominio del robledal y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cytisus scoparius subsp.scoparius

  1. José González dijo:

    Estupenda descripción de la especie. Muy interesante la cualidad de fijar el nitrógeno en el terreno de este arbusto. Siempre nos enseñas cosas importantes. Gracias Miguel.
    Un abrazo.
    P.P. Grillo.

  2. midelcorro dijo:

    Gracias, Pepe. Esa cualidad de fijar nitrógeno atmosférico es común a todas las leguminosas, y es el motivo por el que las legumbres que comemos son ricas en proteínas.
    Otro abrazo para ti.
    Miguel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s